Roscón de reyes sin thermomix

Se acerca el día de reyes y a petición de varios amigos, que no tienen thermomix, voy a comentar, aunque está en más sitios , como realizo esta receta de forma tradicional.

Roscón de reyes sin thermomix
Roscón de reyes sin thermomix

Hace dos años, mi compañero Manuel, me pidió que le apuntara la receta para hacerlo en casa. Han pasado dos años… y al leer esta entrada me ha vuelto a pedir la receta! Por eso, la voy a dejar apuntada también aquí, para que la lea todos los años 🙂  Es broma Manuel, a ver si luego nos mandas la foto cuando lo hagas.

Evidentemente, los ingredientes son exactamente los mismos que si utilizamos el robot de cocina.

La masa del roscón de reyes, para que engañarnos, no es sencilla de manejar si no se tiene soltura con este tipo de recetas. Es una masa muy pegajosa y es necesario impregnarse las manos en harina con frecuencia pero sin excederse, ya que si incluimos demasiada harina romperemos las proporciones.

Este es el primer año que he preparado el roscón con thermomix a pesar de tener el robot más de 2 años y ya llevaba preparando roscones tres años más, por lo que creo que algún consejo puedo aportar.

Hasta este año, lo que hacía era preparar la masa en un bol con una boca bastante amplia y no pasar a la encimera hasta que la masa fuera algo manejable. De hecho, la masa madre la preparo por completo en el bol y en el mismo la dejo el tiempo necesario para que doble su volumen.

Respecto a la masa del roscón, comienzo añadiendo los ingredientes en función de si son secos o húmedos, es decir, harina, levadura, azucar…. sólidos primeros y huevos, mantequilla, azahar al final.

Otro pequeño consejo, cuanto mejor sea la temperatura de casa, más rápido subirá la masa en los tiempos de levado, como hace fresquito en la calle y se suele preparar en navidad, lo normal es que en casa tengamos la calefacción encendida y se facilite su levado.

Si no nos da tiempo a prepararlo en el mismo día y antes de darle forma al roscón, podemos dejar levar la masa madre o la masa del roscón en la nevera durante la noche y continuar a la mañana siguiente, sacándola un poco antes de la nevera para que se atempera.

Algún año por diversos motivos, también me ha sobrado masa y la he congelado tras el segundo levado, es decir, antes de dejar reposar y dar forma. Tras el levado amasamos por completo la masa y envolvemos en film para congelar. 

Bueno Manuel, creo que con esto ya no tienes excusa, quedamos todos a la espera de tus resultados 🙂

 Receta de roscón de reyes tradicional

Roscón de reyes sin thermomix
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Raciones: 12
Ingredientes
  • Para la masa madre:
  • 10 gr de levadura fresca de panadería.
  • 50 gr de leche a temperatura ambiente.
  • 90 gr de harina de fuerza.
  • Para la masa:
  • 80 gr de leche.
  • la piel de dos naranjas.
  • la piel de un limón limón.
  • 2 huevos.
  • 15 gr de levadura fresca de panadería.
  • 120 gr de azucar.
  • 60 gr de mantequilla.
  • Una pizca de sal.
  • 20 gr de agua de azahar.
  • 15 gr de ron.
  • 2 huevos.
  • 350 gr de harina de fuerza.
  • Para decorar:
  • Azucar humedecida con agua.
  • Almendra fileteada.
  • Fruta escarchada
Elaboración
  1. Para preparar la masa madre, echamos la harina de fuerza en un bol e incorporamos la levadura fresca y la mezclamos para que se integre con la harina.
  2. Una vez mezclados intentamos hacer un 'volcan'. Al ser poca cantidad es fácil que quede al descubierto la base del bol. Incorporamos la leche a temperatura ambiente y con una espátula o lengua de gato vamos incorporando los ingredientes. Cuando tengamos una masa formada, continuamos con las manos hasta formar una bola.
  3. Quedará una masa seca y seguramente no admita toda la harina. Una vez amasado y en el propio bol, tapamos con un trapo y lo dejaremos reposar hasta que doble su volumen, aproximadamente durante un par de horas o tres.
  4. Previo a preparar la masa y mientras reposa la masa madre, podemos ir rallando la piel del limón y la naranja. Un pequeño truco para esta operación, si dejamos el limón en remojo, nos resultará más fácil rallarlo. Una vez que lo tenemos rallado, mezclamos con el azucar y reservamos.
  5. En este tiempo podemos aromatizar también la leche, añadiéndola en un cazo y calentando junto a la piel de naranja y limón restante y un palo de canela. Reservamos y dejemos que enfríe.
  6. Una vez que la masa madre ha levado y para preparar la masa de roscón, incluimos toda la harina en un bol. Formamos de nuevo un 'volcán' con toda la harina e incluimos la levadura.
  7. Seguimos con los ingredientes secos, azucar que ya incluye naranja y limón y continuamos con los ingredientes húmedos, mantequilla, a temperatura ambiente a ser posible para que sea más fácil manejar, huevos leche y agua de azahar.
  8. Añadimos si queremos el licor, en mi caso le pongo ron y la sal, para procurar que no se mezcle directamente con la levadura. En este punto, incluimos también la masa madre que ya teníamos preparada.
  9. Con la lengua de gato, vamos incluyendo la harina del 'volcán' sobre el resto de ingredientes, con movimientos circulares. Yo os recomiendo seguir con este proceso, limpiando la espátula cuando sea necesario, hasta que todos los ingredientes estén incorporados. Cuando la masa empiece a ser consistente, aunque será muy pegajosa, nos espolvoreamos las manos de harina y seguimos amasando dentro del bol.
  10. Cuando la masa sea algo más consistente, extendemos harina sobre la encimera y pasamos la misma a la mesa, podemos ir incorporando capas muy finas de harina sobre la masa y nuestras manos y continuamos amasando.
  11. Poco a poco la masa se irá despegando con más facilidad de la encimera y de las manos, tenemos que amasar subiendo la masa hacia arriba, indicando hacia donde debe subir cuando leve. Una vez que la masa se despegue con algo de facilidad de la encimera y de nuestras manos, la tendremos preparada.
  12. Siempre tendrá una textura pegajosa y tenderá a encogerse si la estiramos, es buena señal.
  13. En un bol limpio, extendemos harina e introducimos la masa, tapamos con un paño o film de cocina y dejamos levar hasta que doble su volumen, durante un par de horas.
  14. Una vez que la masa haya levado, amasamos de nuevo, para desgasificar por completo la masa. Continúa una textura pegajosa, por lo que es necesario ponerse harina en las manos, pero sin excederse. Una vez amasada, formamos una bola y dejamos que se relaje durante unos 20 minutos.
  15. Introducimos los dedos en el centro de la bola de masa y le damos forma al roscón, girándolo sobre las manos. Colocamos en una bandeja de horno con un silpad, papel vegetal o engrasada. Pintamos con huevo y dejamos que leve por última vez durante otro par de horas hasta que doble su volumen.
  16. Pintamos de nuevo con huevo con cuidado de no pinchar la masa y decoramos al gusto, con azucar humedecida con agua, almendra fileteada, fruta escarchada...
  17. Horneamos durante 17 minutos a 200º, si vemos que se comienza a dorar demasiado cubrimos con papel de aluminio.
  18. En este punto, y haciéndolo a mano o a máquina, una vez frio estará listo para comer o para rellenar con lo que más nos guste.

 

Quizá te pueda interesar