Restaurantes en Bruselas, donde comer (parte I)

Hace unos días y con una muy buena oferta de las muchas ofertas de viajes que encontramos de vez en cuando,  nos hicimos una escapada a Bruselas, visitando y durmiendo también en Brujas y Gante.

 

viajar bruselas

Siempre hemos tenido muchas ganas de conocer, sobre todo Brujas y Gante. Además, también ha sido nuestro primer viaje con niños por Europa y nos ha resultado una muy buena experiencia, totalmente recomendable.

Como es muy habitual después de un viaje de este tipo y más con una buena experiencia, dónde dormir o dónde comer en Bruselas, vamos a recoger en el blog los restaurantes y hoteles que hemos reservado durante el viaje.

En esta primera parte, os vamos a contar qué vimos y dónde comer en Bruselas, ya hablaremos otro día de dónde comer en Brujas y Gante.

Qué comer en Bruselas

Cerveza y chocolate es lo más típico de Bélgica, si, pero… ¿cinco días a cerveza y chocolate? Venga, añadimos a la lista patatas fritas y mejillones… ya vamos dando forma al menú. Aunque algunos pudieran sobrevivir con estos alimentos, la cocina Belga nos ofrece muchos más  platos a probar, que no solemos tomar por nuestra tierra.

 

grinbergen

Antes de nada, comentar que el poder adquisitivo de los Belgas es algo mayor al nuestro (un poquito nada más…) y por tanto comer en Bruselas no nos va a resultar barato para lo que estamos acostumbrados.

Comentar también que habitualmente, nos gusta huir de las zonas turísticas, pero viajando con dos niños los movimientos se limitan, por distancia y por horarios, ya que no podemos permitirnos estar media hora eligiendo dónde comer.

Los horarios que siguen en este país también son distintos a lo que estamos acostumbrados, se come y cena mucho antes que en nuestro país, por lo que no os despistéis con este punto.

Aunque nos gusta huir de estas zonas cuando vamos de viaje, siempre terminamos probando los platos típicos aunque muchas veces sean turistadas.

  • Las patatas fritas o “frites”, muy típicas en todo el país con gran cantidad de salsas para acompañarlas. Encontraremos freidurías o “friterie” con bastante facilidad.

frites

  • Los mejillones o Moules, acompañados casi siempre con patatas fritas o frites y con múltiples preparaciones, aunque la tradicional sea cocidos al vapor con apio, cebolla, zanahoria y pimienta. Encontraremos también multitud de bares y restaurantes donde nos servirán un kilo de Moules con frites por unos 21 euros. No os esperéis unos mejillones como los gallegos a los que estamos acostumbrados.
  • Mitraillettes, “bocatas” con carne, frites, ensalada y salsa, vamos, un plato sano y apetecible que no probamos en nuestro viaje.
  • Carbonade flamende, estofado de ternera y cebolla cocinado con cerveza, habitualmente amarga, sazonada con tomillo y laurel. Posteriormente se reduce el toque amargo con azucar moreno. Esta carne también se suele servir con frites.
  • Waterzooi, plato típico de la zona de Gante, se trata de una sopa preparada con pollo o pescado, verduras (cebollas, zanahorias, puerros), nata y patatas. Se suele servir con pan.
  • Gaufre, waffle o wafle, o como nosotros diríamos, gofre, encontraréis mil tiendas para comer este delicioso dulce, aunque los que más nos gustaron fueron en Gante.gofres bruselasCon distintas preparaciones según la zona, los encontraremos ‘nature’ sin nada, con azucar glass o con combinaciones de los más variopintas con nata, chocolate, fruta… que harán que nos pongamos perdidos al comerlo. También podremos identificar a un turista comiendo este dulce, cuanto más cargado vaya más papeletas que sea de fuera.

Donde comer en Bruselas

[wp_ad_camp_1]

Os vamos a contar alguno de los sitios donde comer en Bruselas, tanto de los que llevábamos en nuestra lista como los que donde al final comimos que son los que nos interesa porque la opinión es de primera mano.

Estuvimos en Bruselas día y medio, por lo que tampoco tuvimos que hacer muchas comidas en esta ciudad. Al final, en un segundo viaje, pudimos comer los famosos Moules, el sitio más recomendado para comerlos es el Chez Leon, cerca de la Grand Place.

comer mejillones en bruselas en Chez Leon

 

  • Chez leon, restaurante para comer mejillones en Bruselas, muy famoso. Siguiendo los horarios españoles, estuvimos tomando unas cervezas en la famosa cervecería Delirium Tremens cual aperitivo español. A eso de las 15:00 h fuimos hacia el Chez Leon y no tuvimos problemas para conseguir una mesa, carrito de niño incluido, en su planta superior.

 

 

Destacar que el menú infantil es grátis, a elegir entre plato de pasta boloñesa, croquetas o mejillones y un postre, por lo que otros restaurantes te cobran fácilmente 12 euros y más siendo turístico como este restaurante del centro de Bruselas.

Las ‘cacerolas’ de mejillones con patatas cuestan entre 17 y 24 euros, según la salsa o preparación, la cantidad es correcta para dos personas, más si nos hemos tomado una cervecita antes.

mouless con frittes bruselas chez leon

El ambiente es tranquilo, además de algún otro sitio para tomar mouless y aunque huyamos de lo turístico el sitio no está mal.

  • Fin de Siecle , restaurante cercano a la Grand Place, situado en la calle Rue Chartreux, en la zona de Le Bourse,  para comer platos típicos belgas. Muy recomendable por relación calidad/precio, tiene todos los platos con sus precios en una gran pizarra. Es un sitio que se suele llenar con facilidad y donde no hacen reserva, por lo que es recomendable ir a buena hora si queremos comer aquí y no encontrarnos una cola en la calle. Sus mesas están bastante juntas y el ambiente es distendido, viene a ser una ‘taberna’. En la esquina de camino a este restaurante tenemos un local, diría que es de los mismos dueños o de alguien que ha visto el negocio claro, porque tiene la misma política, tipo de platos, local, precios … vamos, que si fin de Siecle está lleno, podéis entrar en este restaurante sin problema. Estos restaurantes estaban muy cerca de nuestro hotel y los recomendamos sin problema.

 

brussels grill

 

  • Brussels Grill, estuvimos en el restaurante de esta cadena de la plaza Broucke. Aunque parezca menos recomendable que otros sitios al tratarse de una cadena, nuestra experiencia fue buena, comimos sin sorpresas en el precio, con raciones abundantes. Cenamos en este restaurante y con una ración y postre vamos más que servidos, probamos una ensalada cesar correcta, un plato de pasta boloñesa muy abundante y un solomillo al punto bastante bueno. Con cervezas Gringerber, refresco y demás la cuenta no llegó a los 50 euros.

 

brussels grill carne

 

  • Le Crachin. Nuestro hotel estaba muy cerca de la Plaza de Santa Catalina, zona en la que hay muchos restaurantes donde predomina el pescado y también los precios elevados. Este barrio estaba en fiestas y comimos en una creperie ya que teníamos prisa para visitar el Atomium.

 

le crachin bruselas

Le Crachin está pegado al restaurante Le Presale, sitio también muy recomendable si queremos probar los mejillones y no nos apetece o no podemos ir al Chez Leon. En esta creperie tenemos una amplia variedad de crepes salados y dulces, acompañados por una pequeña ensalada.

cerveza britt

 

Para beber, podemos optar por una de las cervezas de su carta o por el vino espumoso que suele acompañar a estos crepes. Probamos un crep con jamón, queso, cebolla caramelizada y huevo y otro algo más ligero y ambos estaban muy buenos. Los crepes suelen rondar los 12-15 euros (baratos no son) y las bebidas los 3-4 euros, la broma supera los 30 euros sin correr.

  • Quick. Hamburguesería, quién no ha pisado una hamburguesería estando de viaje. Nuestra primera tarde en Bruselas se puso a diluviar y nos metimos en una hamburguesería de esta cadena.

 

  • hambueguesa quick

 

No deja de ser un McDonald a lo Belga, los productos que podemos encontrar son similares a los que podemos encontrar en otras cadenas, con distintos menús formados por hamburguesa, patatas y bebida. Tienen ‘box’ que viene a ser el menú infantil también parecido a los de McDonald o Burguer King, con su regalito para niños incluidos. El precio también es similar al menú en estas cadenas, quizá algo más caro como cualquier otro restaurante.

  • Waffles o Gofres, en los aledaños de la Grand Place, encontraremos múltiples locales donde tomar un gofre, con lo que más nos guste. Curioso también que en algunos locales ofrezcan churros y a un precio que impresiona.

 

  • churros bruselas

 

Me llamó también la atención la churrera electrónica que utilizan para prepararlos… donde ha quedado ese churrero dando vueltas a esa churrera y formando los ‘lazos’ con la mano. Justo enfrente del Maneken Pis encontraréis un local donde tomar estos dulces, cerca de la Grand Place también. Ya os adelantamos que los mejores waffles y que más nos gustaron los tomamos en Gante.

 

waffles maneken pis

  • Desayunar en Bruselas no nos resultó caro, de camino a la estación de tren de Gare Central encontramos un local donde podemos desayunar por 5 euros, un café con leche, dos bollos o partisié como dicen ellos, zumo de naranja y un yogurt. La relación cantidad / precio respecto a otras comidas del día no tiene ningún sentido y todo estaba bastante bueno. Si no tenemos incluido desayuno en el hotel es una buena opción.desayuno bruselas

Que visitar en bruselas

Al viajar con niños hemos ido a su ritmo y hemos visto lo que nos ha dado tiempo sin preocuparnos si nos dejamos algo o no.  Nuestro hotel en Bruselas, Novotel Centre Tour Noire estaba situado muy cerca de la Grand Place, por lo que esta plaza y aledaños la hemos visitado varias veces. Hacia el otro lado , estaba la Plaza de Santa Catalina, además en fiestas.

santa catalina

 

Esta plaza y su entorno nos ha gustado mucho, el ambiente era muy bueno con un concierto de Les Truttes la primera tarde y actividades para los más pequeños  el último día, además hay muchos restaurantes para ojear antes de comer.

Otra tarde nos desplazamos en metro hasta el Atomium, muy cómo de acceder en metro o autobús, visitamos este monumento y estuvimos pasando la tarde en los parques que lo rodean.

Consejos para viajar a Bruselas

Moverse en tren es sencillo, Bruselas cuenta con una buena infraestructura en lo que a trenes se refiere, modernos y cómodos, ha sido nuestro medio de transporte durante el viaje. El traslado del aeropuerto de Bruselas (no Charleroi, al que suelen viajar las low cost) cuesta 8,5 euros y te deja en el centro de Bruselas en 20 minutos.

En la web podemos consultar horarios y precios de los billetes, para planificar el viaje.

– Podemos descargar planos y consejos sobre Bruselas en use-it.

– Podemos anticiparnos y pedir planos de Bruselas por correo en la página…