La Terraza de Paco Roncero

restaurante paco roncero

Si te dicen que vas a comer en el Casino de Madrid parece que lo único que puedes esperar es que te den unos canapés mientras ves girar la ruleta o pones cara de póker en el juego de cartas. Sin embargo nada más alejado de la realidad, esta institución se ha transformado para adaptarse a los nuevos tiempos y de qué manera.

Ahora que la gente no tiene ni que poner cara de póker cuando juega porque puedes hacerlo desde casa mientras te rascas la nariz frente al ordenador o incluso desde cualquier esquina con el teléfono móvil, a lo único que se juega en el Casino de Madrid de la calle Alcalá es a algunas partidas organizadas de mus o de bridge para los socios.

Esta institución se fundó en 1836 y es uno de los edificios más majestuosos de Madrid con un interior cuidadísimo. Igual que pasa en el restaurante La Capilla de la Bolsa del que hablábamos en el post Restaurantes Románticos de Madrid, el Casino de Madrid también ha transformado sus históricas paredes en un lugar para disfrutar de la comida en un entorno espectacular.

la terraza del casino

El restaurante La Terraza está abierto a todo el mundo –no hace falta ser socio del Casino- y cuenta con el buen hacer de uno de los grandes nombres de la cocina de vanguardia española. El encargado de este increíble espacio es Paco Roncero, quien por cierto tiene una página web oficial casi tan espectacular como sus platos. Él se encarga de los fogones de un lugar reformado y con una preciosa decoración de Jaime Hayón que da un aire de modernidad a un establecimiento que se encuentra rodeado de Historia, la misma mezcla que se ve en la cocina de Paco Roncero: un giro de tuerca –o dos- a los platos de toda la vida.

Roncero es uno de los cocineros más reconocidos del país y es un lujo poder comprobar por qué. Durante años este madrileño estuvo asesorado por Ferran Adrià en las cocinas de La Terraza. Así que ya sabemos a qué atenernos: creatividad y buen gusto. Y dos estrellas Michelín, que nunca está de más decirlo.

El menú de La Terraza está por los 70€ y el de degustación, para probar un bocadito de cada cosa, por 135€. Además es característico de la casa el pedir un término medio entre un plato y una tapa: los “tapiplatos”.

Destaca también la carta de vinos, supervisada por la sumiller Mª José Huertas (Premio Nacional de Gastronomía en 2003) y con unas 700 referencias.

Por desgracia, todavía no hemos podido probar los platos de La Terraza pero por lo que leemos en todas las críticas, tanto de blogs de expertos como de opiniones de clientes, el servicio es excelente. La Terraza cuenta así con la combinación perfecta: Historia, vanguardia, un lugar perfecto en el centro de Madrid, lo mejor de la cocina española contemporánea y, en conjunto, una gran experiencia.

Un capricho que merece la pena. Nos podemos imaginar al caer el sol en esa terraza, con un poco de brisa, y picoteando con un ‘Filipino’ de chocolate y foie o un cono de ostra, comiendo anguila ahumada con panceta o unos judiones con almeja y alcachofas… Unos bombones de postre y me río yo del calor.

Puedes huir de las altas temperaturas a este pequeño paraíso culinario todos los días de martes a sábado para comer o cenar. Los domingos, lunes y festivos cierran.

La verdad es que es un todo un privilegio poder contar con un restaurante así en tu propia ciudad.