Croquetas de arroz y parmesano

Hoy voy a apuntar una receta de las que llamamos ‘de aprovechamiento‘, unas ricas croquetas de arroz. Hace poco preparamos un risotto de calabacin y gambas y nos sobró un poco. Este tipo de arroces cremosos están muy ricos para comer en el momento, cuando pasa algo de tiempo su textura cremosa hace que no sean tan apetecibles.

Hace unos años, probamos en un restaurante vegetariano unas croquetas de arroz y verduras que nos gustaron mucho y pensé que este arroz tenía la consistencia suficiente como para formar croquetas, otro de los platos que nos encantan en casa!

Prescindimos de bechamel y las hacemos de arroz, en este caso el parmesano viene incluido de la receta, junto al calabacin y las gambas.

Croquetas de arroz y parmesano, receta

Croquetas de arroz y parmesano
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: croquetas
Cocina: spanish
Raciones: 30 croquetas
Ingredientes
  • 50 gr de jamón serrano en tacos
  • 250 gr de arroz redondo
  • 650 gr de caldo de pollo
  • 20 gr de aceite
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta
  • Perejil picado
  • 1 yema de huevo
  • 150 gr de parmesano
  • 1-2 huevo
  • pan rallado
Elaboración
  1. Picamos el jamón junto al perejil, programando 10 segundos, velocidad 6. Reservamos.
  2. Sin lavar el vaso, añadimos el arroz, el caldo, el aceite, la sal y la pimienta y programamos temperatura 100º, 18 minutos, giro a la izquierda, velocidad cuchara. El arroz debe quedar sin caldo.
  3. Reservamos el arroz y dejamos enfriar. Una vez templado, añadimos el jamón con el perejil, la yema de huevo y el parmesano y mezclamos con el arroz hasta que estén totalmente integrados.
  4. Formamos las croquetas con la forma que más nos guste, en mi caso las he preparado ovaladas y redondas. Pasamos las croquetas por pan rallado - huevo - pan rallado.
  5. Freimos en abundante aceite caliente o cocinamos al horno precalentado a 200º, asegurándonos que le damos la vuelta para que se doren por igual.
  6. Servimos con salsa de tomate.
  7. PD1: Si queremos aprovechar un arroz blanco de otra preparación, puede ser suficiente con añadirle el parmesano y la yema de huevo para que adquiera consistencia.
  8. PD2: Como ya teníamos el risotto preparado, únicamente hemos dado forma y horneado.

 

No sé si en algún momento prepararía el arroz exclusivamente para preparar estas croquetas, el caso es que aproveché muy bien el que me sobró, las terminé en el horno para que no tuvieran grasa de aceite y servidas con salsa de tomate estaban muy ricas!! Otro plato que nos puede venir muy bien para los más pequeños de la casa. Os animo a que las probéis y anoto una receta de arroz por si las queréis preparar de cero, en este caso en lugar de risotto, con un arroz con jamón y parmesano. Espero que os gusten y que nos contéis si preparáis algún otro tipo de croqueta que no lleve bechamel como principal ingrediente. 

Croquetas de arroz sin bechamel

 

Y una salsa para este arroz convertido en croquetas es el tomate, que no se os olvide!