Salsa bechamel receta trucos y consejos

La salsa bechamel es muy utilizada en nuestras cocinas, para napar, cubrir, rebozar o como ingrediente principal de algunas recetas.

Aunque es una salsa muy utilizada, también hay a quien se le resiste y no se atreve a prepararla, por que queden grumos o no quede ligada.

Una buena salsa bechamel debe quedar fina y sin grumos y con la consistencia acorde al plato que vayamos a preparar.

coliflor gratinada rotativa

Hoy os dejamos varios trucos y consejos para hacer bechamel y que nos quede perfecta, veréis como a partir de ahora no se os resistirá nunca…

Cómo cocinar la bechamel

1. La bechamel se prepara con cuatro ingredientes básicos, mantequilla, harina, leche y sal.

2. Hay que evitar que la bechamel sepa a harina cruda, derrite la mantequilla en la sarten a fuego lento y cocina la harina hasta que adquiera algo de color sin llegar a quemarla.

3. Retira esta mezcla del fuego para que se temple. Esta mezcla se conoce como roux y es base como espesante de muchas recetas.

4. Calienta leche en un cazo hasta que esté bien caliente sin llegar a hervir y añade sobre la mezcla anterior, removiendo sin parar hasta que se haya disuelto por completo y no queden grumos, la varilla es nuestra amiga.

5. Ahora es el momento de volver al fuego y seguir añadiendo leche poco a poco y sin parar de remover, hasta que la salsa espese y de un hervor para que no sepa a leche.

manga con masa de croquetas de pollo y huevo receta de enunaservilleta

Si vamos a utilizar nuestra bechamel para preparar algún plato como berenjenas rellenas, no debemos complicarnos. Una vez terminado nuestro relleno, añadiremos la harina necesaria para la bechamel y cocinaremos hasta que esté integrada. A continuación añadiremos la leche hasta que la mezcla tome consistencia, de esta forma y sin manchar más sartenes ni cazos, tendremos nuestra receta preparada.

Proporciones para la salsa bechamel

Si queremeos obtener una bechamel ligera, utilizaremos en nuestra receta 40 gramos de mantequilla y 40 gramos de harina, para un litro de leche.

Si queremos obtener una bechamel con consistencha de salsa, utilizaremos 60 gramos de mantequilla y 60 gramos de harina,

En caso que queramos una crema Bechamel utilizaremos 90 gramos de mantequilla y 90 gramos de harina.

Tipos de bechamel

Hemos explicado cómo cocinar salsa bechamel sin grumos. Esta salsa adquiere otros nombres si variamos su preparación,

Si sustituimos la leche por caldo, en lugar de salsa bechamel cocinaremos una velouté.

Podemos sustituir la mantequilla por aceite de oliva virgen extra, obtendremos una salsa con mucho más sabor ideal para pastas y lasañas.

Si a la bechamel, le añadimos cebolla muy picada tras derretir la mantequilla, obtendremos una salsa soubisé ideal para preparar croquetas.

La salsa Mornay tiene los mismos usos que la bechamel, ya que es la misma receta añadiendo yemas de huevo y queso rallado y es ideal para gratinados.

Si añadimos tomate a la bechamel obtendremos una salsa Aurora, ideal para cocinar canelones y pastas en general.

Recetas con salsa bechamel

No pensábais que una simple salsa podría dar tantas variantes a que no? Pues si nos ponemos con recetas con bechamel no terminamos en días!

En el blog tenemos unas cuantas recetas que os recordamos y os recomendamos preparar porque están buenísimas. Eso sí, tener en cuenta las calorías que aporta esta salsa, en breve os enseñaremos opciones para sustituirla y reducir el aporte calórico.

 

Por ejemplo, para la coliflor añadimos a la receta de salsa bechamel manzana cocida y queso azul, le da un sabor totalmente diferente y hace la verdura más sabrosa.

Pollo a la villaroy, podemos prepararlo con pechuga, contramuslo o pavo, servir con patatas fritas, ensalada o sólos, en casa o en el campo, fríos o calientes

El pollo con bechamel, más conocido como pollo villaroy se hace con una bechamel muy espesa, con pechuga de pollo y el rebozado que más os guste. Os dejamos aquí la receta de pechugas villaroy.

Receta de espinacas a la crema preparada en thermomix. Las espinacas aportan pocas calorias y mucho hierro y calcio. Receta muy sencilla.

Para realizar las espinacas a la crema seguimos el truco que os hemos contado antes, una vez cocidas las espinacas, al ponerlas a saltear en la sarten, tostamos junto a ellas harina y una vez lista, añadimos la leche necesaria. De esta forma, hacemos la salsa bechamel sin darnos cuenta.

Las croquetas quizá sean el plato estrella para realizar con bechamel, de mil sabores, con ingredientes de lo más variopintos, aderezando la bechamel con especias… todo lo que se nos ocurra.

 

Receta croquetas de pollo y huevo preparadas con ingredientes del día anterior
Croquetas de pollo y huevo

Esperamos que todos estos consejos para cocinar salsa bechamel os sean de utilidad

Print Friendly

0 Comments

    Deja un comentario