Pechuga de pollo Villaroy

Hoy hemos preparado para comer un plato que hacía tiempo no comíamos, yo diría que hace años que no comía una pechuga de pollo con esta preparación.

Me refiero a las pechugas de pollo a la villaroy. Esta preparación se caracteriza por incluir el ingrediente, en este caso pollo, en una bechamelespesa, posteriormente empanada y frita en aceite caliente.

Alitas de pollo agridulces

Como nos quedaron unas pocas alitas de pollo del otro día y mirando entre las recetas que me apunté para que no se me olvidaran, hoy vamos a preparar alitas con salsa agridulce.

Tenemos en casa todos los ingredientes para preparar también la salsa agridulce, por lo que es el día ideal para hacerlas.

Sigo con las ganas de preparar las alitas estilo KFC pero tienen más tarea y se prepara una buena en la cocina, así que las dejaremos para tiempos mejores.

Alitas de pollo crujientes

Cómo algo tan sencillo puede gustar tanto. Nuestra pequeña disfruta chupándose los dedos con las alitas de pollo.

Las solemos preparar tal como apunto hoy, con aceite, limón, perejil y ajo ya que son las que más le gustan, aunque si tenemos tiempo las dejamos marinar con miel y salsa de soja.

Solomillo wellington con queso y bacon

Hace unos días apunté por aquí la receta del solomillo Wellington con cebolla caramelizada. Como comentamos ese día, se trata de un solomillo de cerdo envuelto en masa de hojaldre, muy rápido de preparar y con un resultado muy bueno o vistoso. Quien diría que luego Masterchef preparía este solomillo en una de sus pruebas e eliminación

solomillo con queso y bacon rotativa

 

Hoy hemos preparado también un solomillo en hojaldre o Wellington con queso y bacon, quizá esta combinación sea del gusto de los más pequeños de la casa y también de algunos mayores.

Receta de Solomillo Wellington

Tenía ganas de preparar esta receta pero no veía el momento, de hecho la tenía anotada… en una servilleta, para variar.

Solomillo wellington con cebolla caramelizada
Solomillo wellington con cebolla caramelizada y salsa de champiñón.

Hasta ayer mismo no decidimos donde pasar la Nochevieja, así que nos hemos juntado con la famila y vamos a preparar  este solomillo. En casa se preparará otro solomillo similar, así tendremos dos versiones y dos posibilidades para probar.

Sobre el origen de esta receta, he leído varias versiones por la red, es un dato que a estas alturas no me apetece almacenar, este sí que puedo buscarlo, pero como culturilla general y resumiendo digamos una de las versiones dice que este plato debe su nombre al Duque de Wellington (Sir Arthur Wellesley), conocido por derrotar a Napoleón en la batalla de Waterloo (1815).

En general, se conoce con este nombre al solomillo envuelto en hojaldre y que acepta multitud de combinaciones, hoy lo vamos a preparar con cebolla caramelizada .

Por la premura de la preparación, he utilizado hojaldre precocinado, otro día anotaremos para que no se nos pierda la manera de hacerlo en casa.

Receta de solomillo wellington

Receta de Solomillo Wellington
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Autor:
Tipo de receta: carne
Cocina: spanish
Raciones: 6
Ingredientes
  • Para el solomillo:
  • Una plancha de hojaldre.
  • Un solomillo de cerdo de 500 gr aprox, limpio de grasa.
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta
  • Huevo batido para decorar
  • Para la cebolla caramelizada:
  • 700 gr de cebolla en cuartos
  • 70 gr de mantequilla
  • 30 gr de aceite de oliva virgen extra (aove)
  • 1 cucharadita de sal
  • 30 gr de caramelo líquido
  • 1 pellizco de pimienta
Elaboración
  1. Para preparar la cebolla caramelizada:
  2. Cortar las cebollas por la mitad y picar en juliana. Si queremos hacer este paso con thermomix, poner las cebollas cortadas en cuartos en el vaso y programar 4 segundos velocidad 5.
  3. Incorporar el aceite y la mantequilla al vaso y programar temperatura varoma, 30 minutos, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
  4. Añadir el caramelo líquido, la sal y la pimienta y programar 100º, 3 minutos, velocidad 1.
  5. Con esta cantidad de cebolla tendremos de sobra para el solomillo y para hacernos algún caprichito mientras cocinamos.
  6. En una sartén bien caliente, añadimos el aceite de oliva virgen y cuando haya cogido temperatura, ponemos el solomillo para sellarlo, girándolo por todas sus caras hasta que su parte exterior esté dorada. Una vez sellado, añadimos sal y pimienta y reservamos.
  7. Extendemos la lámina de hojaldre sobre la bandeja del horno, donde previamente habremos puesto un silpad o papel vegetal e incluimos a lo largo una cama de cebolla caramelizada fría, sobre la que posteriormente pondremos el solomillo.
  8. Sobre la cama de cebolla, colocamos el solomillo y a su vez, volvemos a poner cebolla caramelizada sobre el mismo, quedando también de esta forma el solomillo cubierto de cebolla.
  9. Cerramos el solomillo como si fuera un paquete, sellando con huevo batido las uniones del hojaldre para que no se abra al hornearlo. A la hora de cerrarlo, podemos hacer todas las florituras que queramos, sepamos o nos atrevamos, trenzas, decoraciones...
  10. Una vez cerrado y decorado, pintamos con el resto del huevo batido.
  11. Precalentamos el horno a 200º y una vez caliente hornearemos durante 20 minutos. Es recomendable que no se tueste demasiado el hojaldre para que sea más fácil cortarlo sin que se rompa.
  12. Para servirlo, esperamos a que se temple antes de cortarlo. Se puede acompañar de multitud de salsas, por ejemplo de champiñón o setas y trufa como leí en algún blog.

 

Quien diría que luego Masterchef preparía este solomillo wellington en una de sus pruebas e eliminación!